tecnología

¿Una sociedad verdaderamente tecnológica?

comercio electrónico

Vivimos en la era de la tecnología, y concretamente en la era donde las tecnologías de la información marcan nuestro ritmo de vida. ¿Quién no tiene cuenta en una Red Social? ¿Quién no depende de internet para estar contacto con gente de todo el mundo o simplemente pasa sus horas muertas frente a la pantalla? Evidentemente, SÍ somos una sociedad tecnológica.

El último estudio sobre comercio electrónico de la ONTSI señala que el comercio electrónico seguirá creciendo aunque se hace necesario que aquellos emprendedores que se lanzan a la carrera online depuren las técnicas que durante siglos ha perfeccionado el comercio tradicional. De hecho, cada vez son más las empresas que buscan Posicionamiento Web en Zaragoza para poder tener un mayor alcance a sus clientes y que necesitan conocer los secretos de Google Analytics para optimizar al máximo al máximo las campañas promocionales e identificar cómo es la audiencia para ofrecer a los clientes lo que necesitan realmente.

¿Y qué hay de los consumidores? Al final son ellos quienes marcan si algo va a tener éxito o no. Las cifras no dejan dudas de un auge que supondrá una revolución e incluso, en un caso extremo, el fin del comercio tradicional tal y como lo conocemos. Predicciones aparte, el comportamiento del consumidor ha cambiado. Cada vez la gente es menos reacia a comprar por internet.

Comercio electrónico

Los precios, la comodidad y la rapidez son sus principales ventajas frente al comercio tradicional, que unido al contexto de una crisis económica a nivel mundial ha terminado por convencer a los más escépticos. Sin embargo, son muchas las áreas donde el comercio electrónico debe ahondar si quiere conseguir un cambio real en el comportamiento del consumidor. Una de las desventajas que deben eliminarse es la falta de seguridad que muchos consumidores y no consumidores de esta modalidad perciben.

Mirar el producto en la tienda y luego comprar online arroja muchas pistas sobre la necesidad de la sociedad de comprar en mejores condiciones pero teniendo que asegurarse de ver lo que están comprando. Estamos en un mundo donde el marketing es vital para cualquier empresa, pero no siempre es oro todo lo que reluce. También cabe la posibilidad de que el producto llegue estropeado ¿y quién asume eso? Otro aspecto que analizar son los costes de envío.

Compramos en internet para ahorrar y nos acaba saliendo más caro. No es raro ver gente que compra mayor volumen para ahorrarse los costes de envío o incluso estos superan el valor de lo que se compra. Por último, los consumidores demandan más formas de pago. Dar ciertos datos, aunque sea seguro, genera desconfianza en los usuarios, por lo que siempre se debe facilitar las formas de pago, así como dar facilidades al consumidor en caso de no quedar satisfecho.

En resumen, el consumidor ha cambiado sus hábitos de compra y sus medios, sin embargo el comercio electrónico sigue sembrando dudas incluso entre compradores habituales en internet. Los modelos de negocio deben pulir estos aspectos si no quieren verse colapsados por los propios consumidores o incluso por otros competidores. ¿Y qué hay del comercio tradicional? Su futuro dependerá de sus posibilidades…si no puedes con tu enemigo, únete a él. Quizá sea este el momento de lanzarse a la carrera de internet.

Pedro M.Ríos
Alumno del MeBA
Uncastillo de Viaje

Más información: Sinergy Web



About


'¿Una sociedad verdaderamente tecnológica?' have no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.


© 2014