Showrooming: El futuro del comercio tradicional

Showrooming: El futuro del comercio tradicional

Son varias las tendencias en materia de consumo las que se contemplan de cara a unos años. Los hábitos de los consumidores están cambiando a marchas forzadas, debido en mayor medida a los avances tecnológicos, como pueden ser la facilidad y mejoras en materia de seguridad en los medios de pago, la adaptabilidad a los gustos de un amplio abanico de posibilidades en el mercado o el gran avance en conectividad digital.

Mención especial a la publicidad y al desarrollo de nuevas formas de vender, o lo que es lo mismo, desarrollar nuevas estrategias de marketing adaptativas.

La evolución de las tendencias del mundo digital

Una de las precursoras fue el llamado Webrooming, una metodología de compra que hoy por hoy sigue usándose de manera habitual entre los consumidores, especialmente en el sector retail.

Esta metodología se define como la búsqueda anticipada en internet para realizar comparativas de producto, especialmente centradas en el precio, y tras tomar una decisión razonada comprarla en el punto físico. Según un estudio de Harris Interactive del año 2014 arroja que los usuarios que practican este método de compra, son más proclives a la misma y además suelen gastar un 15% más que los que no lo hacen. Los datos no se han quedado obsoletos pues otros estudios demuestran que más del 40% de los consumidores practican el Webrooming.

¿Qué es el Showrooming?

Pero el punto importante a contrastar es el auge imparable y progresivo de su antítesis, que no por eso tienen que estar enfrentados. Hablamos del Showrooming, o lo que es lo mismo, el consumidor se acerca al punto físico para testar el producto y una vez ha decidido la compra lo busca en internet para realizar la comparativa.

Algunos datos interesantes, según un estudio de Parago, el 58% de los propietarios de Smartphones practican el showrooming y este porcentaje aumenta al 63% en España, según un estudio de Omnico Group, el 10% de los consumidores admite haber comprado online estando en la tienda física de un competidor y el 43% de los usuarios de móvil leen comentarios de otros usuarios en la tienda y el 29% compara precios.”

(Fuente: PracticalTeam)

Ejemplo de las aplicaciones de Showrooming

Muchos ven desventajas en este método, en especial el minorista, y puede que las haya, pero como suele pasar ante cualquier adversidad, el deber es convertir las debilidades en oportunidades y no son pocos los que ya han empezado a aplicarlas.

Un evidente ejemplo que está en boca de todos dentro del mundo del marketing es Amazon, con su concepto de supermercado sin costes de almacenamiento ni empleados.

Es posible que estéis pensando que es imposible enfocar este concepto contra un grande como Amazon o contra las grandes firmas (productores) y centros comerciales (distribuidores), y puede que en este sector sea muy complicado. Pero vamos a analizar otros sectores o ámbitos e incluso dando una serie de posibilidades para adaptarse a las nuevas tendencias como el Showrooming.

Showrooming

Como adaptarse al Showrooming

Como ya hemos adelantado anteriormente el comercio minorista tendrá que adaptarse a los nuevos tiempos, pues parece ser que esta tendencia ha venido para quedarse:

Según otro estudio de julio de 2012, realizado por la consultora francesa Cap Gemini, decía que la mitad de los compradores cree que la mayoría de tiendas físicas serán puramente showroom hacia el año 2020”

(Fuente: ConTuNegocio)

  1. Especialízate en el servicio a tu cliente basándote en el producto:

Ya sea pro marca propia, como artesano o simplemente por cualquier otro valor añadido que ofrezca el producto en sí, has de demostrar que la personalización marca la diferencia.

  1. Ofrece posibilidades de conectividad:

Ya que sabemos que el consumidor lo va a hacer, invitales a que lo haga en tu tienda. Ofrece un espacio relajado donde poder analizar la competencia y que compare abiertamente precios, y disponibilidades. Puedes jugar con la baza de la disponibilidad si tienes stock en tu tienda u ofrecerle un café u otro tipo de aliciente para quedarse, de esta manera creas una atmosfera de calidez humana y de paso puedes realizar alguna venta cruzada, o complementaria, que te aporte remuneración aunque el margen sea escaso.

  1. Invita a que se interactúe con tus redes sociales:

Que tu cliente escriba una reseña positiva en las redes sociales puede atraer más tráfico tanto a tu web como a tu tienda física y obtener notoriedad de forma gratuita.

  1. Actualiza tu stock y cuida la imagen de tu marca:

La presencia tanto de tu web como de tu tienda debe ser acorde con el producto que ofreces y hacer hincapié en tu valor añadido.

  1. Ahorra costes y da más servicios:

Puedes cambiar el concepto de venta aunque para ello puedas perder margen, si ofreces al cliente ciertos beneficios si compra inmediatamente en la tienda:

  • Futuros descuentos encadenados

  • Descuentos directos o regalos exclusivos si compras en el acto

  • Tarjeta de fidelización

  • Disposición del stock nula o muy justa para no tener gastos extraordinarios

  • Eventos para tu nicho de mercado: pasarelas, quedadas o charlas, primicias, cultura, degustaciones, consejos…

  • Ofrece compras compulsivas relacionadas o no con tu negocio

En definitiva, que la sensación del consumidor sea que no estaría ahorrando si comprara en otro sitio, ya que ofreces tantas otras cosas que no les llegue a compensar comprar a través de otro portal o establecimiento por ahorrarse un poco de dinero.

Esta serie de consejos, son impresiones a título personal, y seguramente puedan surgir otros muchos. Pero el principal mensaje al comercio tradicional es que siempre ha habido competencia desde que existe el comercio, hace más de 5000 años, y el tiempo nos ha enseñado que todo es cuestión de saber adaptarse.

Mariano Gallardo Lorente – Cocina Fácil y Barato

Alumno del MeBA.

 


Tagged:


About


'Showrooming: El futuro del comercio tradicional' have no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.


© 2014