(S)earch (E)ngine (O)ptimization

(S)earch (E)ngine (O)ptimization

El mundo ha cambiado mucho en los últimos años y una notoria consecuencia es que las personas ya no consumen de la misma manera a como lo hacían hace pocas décadas. La transformación digital ha traído consigo un nuevo modelo de consumo y aunque algunas empresas se empeñan en vender como lo hacían antes, el marketing tradicional u “outbound” está al borde de la desaparición. En contraposición, el “inbound marketing” es un tipo de marketing que no precisa de centrar el esfuerzo en llamar la atención del cliente potencial. Éste se fundamenta en ofrecer valor de una forma no intrusiva y mediante un contenido de calidad diseñado para tratar sus problemas y necesidades. Así pues, son los mismos clientes los que se interesan y se acercan al producto y/o marca.

Una de las herramientas que utiliza el inbound es el SEO (por sus siglas en inglés, Search Engine Optimization) que consiste en el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los diferentes buscadores o también llamado posicionamiento web. Siguiendo el vocabulario de esta disciplina, existen formas diferentes según la forma de trabajarlo, que se pueden clasificar en el White Hat SEO y Black Hat SEO.

El White Hat es un tipo de SEO ético, al que no se le puede reprochar nada y que fomenta la valoración positiva por un motor de búsqueda y que incluye técnicas como pueden ser:

  • La generación de contenido útil y con valor es muy importante y se aplica al white hat SEO con mayor razón. Un contenido de alta calidad generará enlaces naturales que serán establecidos voluntariamente por los usuarios.
  • La construcción de enlaces orgánicos o enlaces naturales (Link Building) es uno de los cimientos del posicionamiento web y tiene el objetivo de aumentar la autoridad de una página mediante la generación de links hacia la misma.
  • La optimización OnPage que consiste en “ponerle las cosas de una manera fácil a Google” para que pueda indexar las páginas web de la mejor y más rápida manera posible. Engloba todos los cambios que se pueden hacer en el sitio web como por ejemplo con el contenido y con la estructura. Puede comenzar con la selección de palabras clave (keywords) para conseguir un mejor posicionamiento en las SERPs.

Por otro lado, con el Black Hat SEO entendemos todas las acciones SEO dirigidas a alcanzar un objetivo mediante técnicas menos lícitas que las habituales. Es decir, hacer un SEO “con travesuras” aunque (casi) siempre con conocimiento de lo que se hace.

Hay técnicas de Black Hat más «legales» que otras. Un Black Hat rentable es aplicar «trucos» poco convencionales con el objetivo de que Google te posicione mejor y más rápidamente que otros sitios web.

Es normal que si se sobrepasan determinados límites, Google pueda castigarte en forma de penalización aunque por otro lado, si sabes hacerlo bien, puedes llegar alcanzar una gran rentabilidad. Usar técnicas de Black Hat demasiado al límite supone que casi seguro que te van a penalizar.

seo

Estas son algunas de las acciones de este tipo de SEO y que podrían penalizarte o no:

  • Cloacking, es decir, tratar de confundir a Google mostrando un contenido al buscador y otro diferente a los usuarios.
  • Ocultar el contenido como puede ser poner textos del mismo color que el fondo de la página web con el objetivo de que el usuario no lo pueda ver pero Google lo rastree.
  • Backdoors, que es lo mismo que colocar enlaces en otras webs con dirección a tu sitio, acción que es muy peligrosa ya que Google lo detecta casi seguro.
  • Hacer spam en sitios en los que se puede escribir lo que quieras para conseguir visibilidad y así enlazar a tu sitio web.
  • Comprar enlaces en sitios web que ofrecen este servicio. Estas páginas pueden ser penalizadas por su actividad no natural.
  • Hacer keyword stuffing o sobreoptimización de la palabra clave dentro de un contenido. Esto se refiere a repetir de manera reiterada la keyword con la idea de que vas a posicionarla mejor

MeBA

Sabemos que las opciones que ofrece el white hat SEO son limitadas y por lo tanto no es descabellado pensar que muchos trabajadores de SEO no se limiten a esta técnica. La mayoría trabaja en la zona gris, denominado también grey hat SEO. Esto incluye los métodos de de white hat pero al mismo tiempo, con inclinación hacia los ya nombrados límites.

En el largo plazo, el white hat SEO es más barato que el black hat SEO, puesto que no será necesario responder por las penalizaciones que Google pueda imponer. Los sitios optimizados con white hat SEO son además, seguros contra estos castigos y el posicionamiento logrado con él suele ser más estable en el tiempo.

Como conclusión, las empresas que consideran que su presencia en las SERPs es fundamental e importante en el futuro, tienen que confiar de manera exclusiva en métodos white hat para no echar a perder su base de negocio de hoy para mañana.

Alberto Malo, alumnos del MeBA

De Campamento

 


About


'(S)earch (E)ngine (O)ptimization' have no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.


© 2014