miguel-galve

ENTREVISTA A MIGUEL GALVE, ESPECIALISTA EN MARKETING, INTERNET Y COMERCIO ELECTRÓNICO Y PROFESOR DEL MeBA

¿Quién eres y a qué te dedicas?

Mi nombre es Miguel Galve, soy especialista en Marketing, Internet y Comercio electrónico. Estudié Administración y Dirección de Empresas y toda mi carrera profesional desde el año 2007 hasta el momento, ha estado vinculada al desarrollo de negocios en Internet.

En estos años, he trabajado por cuenta ajena para empresas de referencia en el sector de Internet aragonés, como Centraldereservas.com, Granvelada.com, K-tuin.com, entre otras, y también he tenido la oportunidad de crear y luchar por mi propia empresa durante 10 años. Me lancé a la aventura empresarial con tan solo 21 años, con la idea inicial de crear una agencia de publicidad y marketing en Internet, Pymemarketing, a través de la cual prestar servicios de consultoría para clientes que requerían conocimiento especializado de marketing en Internet para sus negocios.

Durante mi etapa al frente de Pymemarketing, además de trabajar en consultoría, desarrollé varios negocios basados en generación de ingresos con publicidad y en comercio electrónico. Entre ellos Cestic, una tienda de cestas de Navidad que gestioné durante 5 años y que finalmente vendí al proveedor a quien se las compraba; o Vooucher.com, una web de descuentos.

En 2018 cerré la sociedad limitada de Pymemarketing, y actualmente trabajo en el sector de formación online, en la empresa SEAS, Estudios Superiores Abiertos de Grupo San Valero. En mi tiempo libre sigo manteniendo algunos de los proyectos web que fui creando durante los últimos años como emprendedor, pero sin presión por los resultados.

MIGUEL_10

¿Cómo iniciaste tu carrera emprendedora?

Siempre he tenido espíritu emprendedor. Antes de entrar a la universidad ya tenía ideas de negocio, en ese periodo quería bien ser empresario o bien trabajar en una gran empresa como directivo. Y durante la carrera me surgían muchas ideas de negocio, por lo que al final decidí montar una empresa.

De igual forma, una vez supe que quería dedicarme profesionalmente al marketing en Internet, lo que hice fue “poner en marcha la maquinaria” no solo para aprender y formarme sobre el sector, sino también proyectar una idea de negocio que llamé “Pymemarketing”. La razón de utilizar esta denominación era porque contenía la palabra clave “marketing” en el dominio, lo que más tarde sería una ayuda para posicionarse más fácilmente en Google y porque el cliente objetivo eran las pequeñas y medianas empresas.

Lanzar Pymemarketing como marca de servicios vino motivado porque debido a mi juventud e inexperiencia a ojos de quién contrataba, creía que me resultaría más sencillo lograr hacer ciertos negocios como empresa, que basando la adquisición de clientes en mi marca personal. Así que me lancé a la aventura, sin pensármelo mucho, ofreciendo servicios basados en lo que sabía hacer: marketing en Internet, relaciones públicas y organización de eventos.

A este proyecto le apliqué todo lo que sabía hasta ese momento y me sirvió para encontrar mis dos primeros empleos cualificados en el sector y también clientes.

Otra de las razones por las que me decidí a apostar por este negocio fue porque no había que hacer una gran inversión inicial, solo bastaba con aportar conocimientos, ya que al final era una prestación de servicios donde lo que vendes es tu tiempo y “know how”. Aunque mi aspiración era crear algo grande por mi cuenta con Pymemarketing, también acepté otros empleos que me ofrecieron en su momento, el primero como consultor de marketing en una pequeña firma de consultoría y el segundo como responsable de marketing en Internet de Centraldereservas.com.

Me interesaron estos empleos porque los consideré una gran oportunidad de aprendizaje. Y así fue, porque gracias a ellos, poco tiempo después me sentí realmente preparado para dar el paso de emprender con cierta solvencia, más experiencia y también algo de colchón en forma de ahorros para poder lanzarme definitivamente a la piscina.

Mi ilusión de emprender y seguir aprendiendo por mi cuenta en aquella época era tan grande que no había miedo el fracaso o nada que me frenase. Como no tenía mucho que perder y sí mucho que ganar todo lo veía en positivo. Así que simplemente tiraba hacia adelante.

 

¿Cuál fue el motivo por el que decidiste emprender con una tienda online?

Tomé la decisión de emprender un negocio de comercio electrónico por varios motivos. Primero porque buscaba diversificar hacia un primer negocio escalable sin necesidad de intercambiar dinero por horas de trabajo. En segundo lugar, para demostrarme a mí mismo y a los demás, con hechos, que era capaz de vender por Internet siguiendo las recomendaciones que ofrecía a mis clientes de consultoría cerciorándome de que habían sido probados con éxito anteriormente.

 

¿Por qué finalizaste el negocio emprendido?

Creo que los negocios, como todo, tienen sus ciclos. Por lo que conforme mi experiencia aumentaba me oriente más con Pymemarketing hacia el desarrollo de mis propias webs que a trabajar prestando servicios de marketing para las webs de terceros. Digamos que empecé con la agencia de publicidad y marketing, y desde ahí fui pivotando hacia varios negocios diferentes.

Tuve durante 5 años una tienda de cestas de navidad, con un modelo de negocio basado en “dropshipping”, comercio electrónico sin stock. Sin embargo, cerré un ciclo cuando la vendí al proveedor al que le compraba las cestas porque estratégicamente no era un negocio en el que yo viera que podía aportar todo el valor que me gustaría, ya que no controlaba el producto, ni la logística. Y además, había una serie de problemas asociados a este modelo de negocio que se repetían todos los años y a los cuales consideraba que no ponían una buena solución, como por ejemplo tener un “rotura de stock” de tus productos más vendidos justo en el momento en que se daba el pico de ventas. Es decir, no se ajustaban correctamente las previsiones de compras y fabricación de cestas a las ventas reales; Teniendo que ir deshabilitando productos hasta quedarme con el 50% del catálogo en el momento clave en el que hay más interés por comprar. Lo que obviamente lastraba el potencial de ventas y resultaba desmotivador.

Este negocio fue algo que me permitió aprender bastante sobre “ecommerce”. Considero que fue un proyecto en el que ni perdí ni gané, sino que me quedé empate, habida cuenta todo el tiempo dedicado y el dinero que invertí en relación con lo que generé. Recuperé el coste de oportunidad y fue un “break even” en todos los aspectos. Estoy bastante satisfecho con lo que logré. El resto de negocios en los que he estado inmerso estos años están relacionados con la publicidad online y el marketing de afiliación. Las oportunidades de negocio de internet, van variando, tienen sus picos y caídas. Así que o te adaptas a la ola o te puedes quedar fuera.

Actualmente los sigo manteniendo, pero en vez de ser empresario con una sociedad limitada facturo como autónomo.

 

¿Podrías contarnos algún error profesional que hayas cometido?

Uno de los errores profesionales que tuve fue cuando lancé el negocio. Registré un dominio que no tenía todas sus variaciones, lo cual es algo que tiene gran importancia, sobre todo el “.com” y “.es”. En su momento sólo compré el .net y el “.es”, ya que el “.com” no estaba disponible; Después me costó muchísimo conseguirlo, teniendo que esperar a que en un momento dado se caducase. Entonces aprendí que siempre que lanzas un negocio es importante registrar la marca y los dominios en sus diversas variaciones.

20190415_155911

 

¿Volverías a lanzar un negocio online? ¿Por qué?

Sí, en realidad nunca he parado de pensar en nuevas ideas de negocio. El modelo de marketing de afiliación está bien porque te permite obtener comisiones por ventas apalancándote en los anunciantes, es escalable y te ofrece gran flexibilidad para trabajar.

En contra, el anunciante es el que marca las pautas de lo que se puede o no hacer, por lo que hay que adaptarse a sus peculiaridades y te tienes que fiar mucho del tracking, es decir, del seguimiento y validación de las ventas que hace el anunciante.

Mi idea es seguir trabajando en el marketing de afiliados, pero también diversificar hacia nuevos nichos que no sean tan dependientes de las normas que marca el anunciante, es decir, en los que el soporte publicitario tenga un poco más que decir en la relación “anunciante-soporte web”.

Así que por un lado viraré más hacia anunciantes cuyas comisiones por la aportación de nuevos clientes sean recurrentes, en lugar de por venta, para lograr flujos de caja más estables; Y por otros hacia proyectos basados en captación y venta de leads (“CPL”), en vez de “CPA”, porque sabes exactamente lo que estás generando y aportando al otro, en los que no se pierden ventas por el camino, y donde tu remuneración no depende tanto de que funcione bien o mal el “check out”, sino de los contactos que le generas.

 

¿Cómo decidiste formarte en el mundo del E-commerce?

Mi formación se ha basado fundamentalmente en el autoaprendizaje, soy una persona muy dinámica que está constantemente buscando aprender nuevos conocimientos.

En el segundo año en la Universidad, me apunté a una asociación que se llamaba “Grupo DIEZ” donde se impartían cursos de informática. Dentro de esta asociación conocí a algunos compañeros con los que compartíamos los mismos intereses y que estaban haciendo el MeBA; eso fue lo que me llevó a interesarme sobre qué sucedía alrededor de los negocios en Internet. Vi que en esta área había posibilidad de futuro y me llevó a investigar por mi cuenta. A partir de ese momento, me sumergí en la lectura diaria de blogs especializados en los que los profesionales del sector compartían sus experiencias, y después poniendo en práctica aquellas más interesantes; Lanzándome bien pronto con mi propio blog.

Aprender a través de la práctica permite una mayor retención de los conocimientos y una motivación muy alta al ver que existe una clara aplicación entre lo que aprendes y lo que estás ejecutando. Así que al ver pronto resultados, he continuado con este método durante todos estos años. Los primeros años participé activamente en eventos, foros, mientras que en los últimos más a través de redes sociales, donde se ha trasladado gran parte del conocimiento y de la “conversación”, junto con Youtube, que es toda una mina de conocimientos para quienes así deciden aprovecharlo.

 

¿Dónde te ves dentro de 5 años?

Es una pregunta difícil de responder porque ni las mismas empresas o países saben cómo estarán dentro de 5 años, y más difícil todavía resulta hacer predicciones en temas relacionados con los negocios digitales, ya que la tecnología y el entorno lo puede cambiar todo de forma disruptiva.

Lo que sí tengo claro es que en la vida profesional hay etapas y que hay que valorar muy bien tus pasos, especialmente conforme van variando tus propias circunstancias personales. Por ello creo que hay que dar lo mejor de uno mismo en cada momento y a partir de ahí ya se verá. Si da la casualidad de que estas trabajando en un sitio que estas muy bien y consideras que quieres permanecer, será buena decisión. Si por contra, llevas un tiempo y sientes que te estancas o pierdes la motivación, creo que en esos casos… lo mejor es buscar un nuevo reto profesional en el que seguir creciendo.

El mundo que nos va a tocar vivir no es como probablemente el que vivieron nuestros padres, teniendo un único empleo o pocos a lo largo de sus vidas, sino que ahora hay mucho más dinamismo en el sector de la empresa, sobre todo en las grandes ciudades.

 

Acerca del MeBA, ¿Cuál es tu valoración y por qué un alumno debería realizarlo?

El MeBA es un acelerador que te permite en un breve periodo tiempo adquieras muchos conocimientos de profesionales expertos en la materia, pasando de una situación en la que prácticamente “no tienes ni idea”, a que en unos meses estés bastante formado para poder empezar a trabajar en el sector.

En el MeBA los profesores te dan el conocimiento ordenado y ha sido filtrado por el coordinador docente. Lo que te permite es conseguir los conocimientos que por uno mismo podría llegar a adquirir tardando mucho más tiempo, en menos tiempo y con una base fundamentada de que lo que estás aprendiendo tiene una solidez contrastada por profesionales con experiencia, no un vendedor de humo o alguien que hayas podido encontrar por Internet, pero que no sabes qué base tiene lo que te está diciendo.

Además, por las características del propio máster el MeBA desde el principio siempre ha tenido un enfoque didáctico centrado en que sus alumnos logren el máximo aprovechamiento, a través de prácticas en empresas y proyectos internos durante el estudio.

El MeBA se trata de un estudio muy orientado a cubrir las necesidades reales de lo que demandan las empresas, y lo hace teniendo en cuenta la realidad empresarial del momento, las últimas tendencias tecnológicos, y formando en las materias que las empresas necesitan. Además, fruto de su enfoque didáctico goza de muy buen aprovechamiento por los alumnos y un alta tasa de empleabilidad.

Por último, consecuencia de los acuerdos para realizar prácticas en empresas de referencia y a que está muy bien visto por el tejido empresarial, debido a que es un título propio de la Universidad de Zaragoza, junto por todo el histórico que lleva a sus espaldas (con este ya son 15 ediciones y un gran número de estudiantes que han pasado por sus aulas y ahora se encuentran trabajando en el sector), es el Máster de referencia en materia de Marketing en Internet, Comercio Electrónico y Nuevas Tecnologías que deberías estudiar si quieres dedicarte profesionalmente al sector TIC o bien actualizar tus competencias.

 

¿Qué consejos les darías a los estudiantes que estén pensando en hacer el MeBA?

Para los indecisos, mi consejo sería que dediquen un tiempo a indagar los contenidos del master, y comprueben por sí mismos cómo el MeBA puede ser muy provechoso para ti. Hablar con el director del máster, consultar sobre los profesores, antiguos alumnos y verás cómo no solo te ayudará a abrir la mente en materia de negocios digitales, sino también a adquirir un conocimiento de calidad en poco tiempo con el que te sentirás preparado para trabajar en un campo de actividad con un gran futuro por delante.

Mientras que para los que sienten cierto interés por la tecnología, negocios e Internet o tienen la sospecha de que en este campo de actividad pueden llegar a encajar, y les gustaría trabajar en el sector… que ni se lo piensen: El MeBA es su máster.

 

¿Y qué consejo les darías a los estudiantes que lo vayan a hacer la próxima edición?

Un consejo para sacarle el máximo rendimiento al MeBA que les daría a todos aquellos que opten por cursar el máster, es que deberían poner en práctica lo que se va aprendiendo en clase. Aunque esto les requiera invertir varias horas extra todos los días, porque si a la vez que les explican los contenidos, los van ejecutando por su cuenta en sus ratos libres, el resultado va a ser mucho más provechoso.

De esta manera se logra que se fijen mejor los conocimientos y que además durante el proceso les surge alguna duda puedan ir preguntándoselas a los diferentes profesionales que van pasando a lo largo del máster y así resolverlas.

En segundo lugar, les diría que creen vínculos con el profesorado, hablando con ellos en clase, en los descansos, siguiéndoles en redes sociales, etc . Y por supuesto, que trabajen las relaciones tanto con el Director del máster, como con todos los compañeros, ya que después cada uno desarrolla su carrera profesional independiente, y nunca sabes en qué momento clave te vas volver a encontrar con tu compañero de estudios o éste va a necesitar de tu ayuda. Y es que los vínculos personales son muy importantes siempre.

 

¿Cómo ves el sector de la formación y cómo crees que va a evolucionar?

El sector de la formación vive un momento álgido, por un lado están las titulaciones universitarias, como es el máster que te da conocimientos y una titulación reconocida, y por otro lado han surgido muchos pequeños “infoproductores”, es decir, gente que tiene un conocimiento y se dedican a venderlo en formato digital paquetizado.  Hay mercado para todos. Y todos tienen cabida siempre que la formación esté actualizada y acorde a las necesidades reales de lo que demandan las empresas.

Esto es algo que el MeBA, como he explicado, siempre ha tenido en cuenta porque está muy orientando al mundo empresa, y los profesionales que participan son un pilar fundamental en la formación de los alumnos.

Y es que la formación online va a tener cada vez más demanda, por las ventajas propias que presenta el formato. Lo que antes se veían como contras ahora son los pros, y para muchas personas esta es la única manera que tienen de acceder a la formación, ya sea por motivos de tiempo o de lugar de residencia.

Pero también la formación presencial, como es la universitaria, va a seguir siendo demandada porque a la gente le gusta ir a la clase, tener relación con otros alumnos, el profesorado, etc. Así que ambos formatos tendrán su público.

En el MeBA este año se ha empezado a grabar pequeñas píldoras de contenido que presentan a los profesores y el contenido de las sesiones. En este sentido, creo que hay grandes oportunidades para este estudio en el canal online. Principalmente porque el español es uno de los idiomas más hablados del mundo y existe un mercado potencial gigante en Latinoamérica que están dispuestos a estudiar este tipo de maestrías por los contenidos y porque las tienen en muy buena estima.

 

Entrevista realizada por SARA MARTÍNEZ


About


'ENTREVISTA A MIGUEL GALVE, ESPECIALISTA EN MARKETING, INTERNET Y COMERCIO ELECTRÓNICO Y PROFESOR DEL MeBA' have no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.


© 2014