IMG_2609

Entrevista a Ana Hernández – Profesora del MeBA – Tu Test del Algodón

¿Quién eres y a qué te dedicas?

Me llamo Ana Hernández Serena y soy socia de AV Asesores desde el año 1994. La verdad es que siempre me ha costado mucho decir a qué me dedico, porque lo que me gusta es acompañar a las empresas y organizaciones en sus procesos de cambio, y esto no tiene una etiqueta clara.

Me dedico a hacer planes de innovación adaptados a las necesidades concretas de una organización, ejemplo de ello es, que acabo de coordinar el primer laboratorio de innovación pública del Gobierno de Aragón en el que han trabajado 75 funcionarios de todos los departamentos, con 11 planes que dan soluciones a los retos que ellos mismos habían propuesto.

Además también desarrollo metodologías tanto para poner en marcha nuevos servicios, como para entrenar competencias personales. De hecho, ahora como experta formo parte de grupo internacional para desarrollar una metodología que funcione en todo el mundo para mejorar las competencias personales de los emprendedores/as, ya que creemos que esto se puede entrenar, y por el momento el proyecto piloto en el que hemos trabajado dicho entrenamiento funciona de maravilla.

Pero realmente lo que  me gusta es trasladar toda la experiencia que adquiero con empresas y organizaciones al mundo emprendedor, sobre todo en la etapa de crecimiento y consolidación. Y a su vez también me parece increíble trasladar el trabajo que hago con emprendedores a los proyectos de estrategia e innovación de las empresas. Por tanto, soy un puente entre los dos ya que creo que hay muchos puntos de aprendizaje para ambos mundos.

¿Cómo decidiste formarte en el mundo del E-commerce?

Estudie derecho y siempre digo que fue un error, pero un error bueno. Cuando estaba cursando 4º me dí cuenta que me había equivocado de carrera, hasta entonces había estado haciendo continuamente cursos de todo y ese mismo año quise cambiar de carrera. Mi padre me dijo que no, porque había sacado muy buenas notas y quería que lo terminase. Y entonces me dio un consejo que yo he seguido desde aquel momento, que es “tienes un año para reinventarte hasta que termines”. Entonces hice un master en Comunidades Europeas, con la intención de trabajar como funcionaria comunitaria, sin embargo aquello no me gustó. Por tanto, pensé volver a cosas que me gustaban.

Ya en los años 80 cuando estaba en el instituto había hecho un curso de programación y aquello me encantó.  Sin embargo en aquel tiempo no había nada relacionado con ello, e hice un master de Derecho y Transmisiones electrónicas en la Universidad de Valencia. En ese momento vi que me encantaba, y posteriormente mis trabajos se han relacionado con lo online.

Hice el primer portal online de asesoramiento a mujeres emprendedoras y empresarias , trabajé en desarrollar la ventanilla única empresarial, hicimos un programa para jóvenes empresarios españoles para atender a los jóvenes empresarios online que se llama “sal de dudas”, hicimos programas de formación online para diferentes cámaras de comercio a través de una línea que se llamaba “consolídate”. Fuimos premiados por la Comisión Europea cuando yo trabajaba para el Instituto de la Mujer en Aragón con un programa que se llamaba “inf@empresarias”, era un método revolucionario, en aquel entonces, que consistía en ofrecer asesoramiento a las mujeres aragonesas del medio rural a través de correo electrónico.

IMG_2610

¿Qué consejos le darías a los estudiantes que están dudando para hacer el MeBA? ¿Y a los que lo están haciendo?

Mi consejo para los que están dudando hacer el MeBA, es que hay que buscar formaciones transversales, y sé que esto va en contra de una corriente muy importante que hay ahora, que es focalizar. Yo creo que hay que focalizar en determinados momentos, sin embargo cuando eres joven y te estas formando primero hay que abrir caminos.

Soy profesora del MeBA desde sus comienzos, y lo que siempre me ha gustado mucho del master es que, es tan diverso que se te abren muchas ventanas de oportunidad y cuando eres joven te tienes que permitir probar, equivocarte y hacer cosas. Creo que es una herramienta muy buena para hacer híbridos los conocimientos, lo que es el futuro.

Respecto a los que lo están haciendo, lo que tienen que hacer es probar sin miedo. Si les apetece hacer algo, que vayan a por ello y si algo no funciona que den marcha atrás. Si algo nos ha enseñado las metodologías ágiles es que hay que probar rápido y si no nos interesa, con lo que se ha aprendido, hay que evaluar y volver a lanzarse. “Fracasa rápido, fracasa barato”.

Por tanto creo que es el momento de probar sin miedo a equivocarse y fracasar, ya que esto forma parte del camino. Creo que hoy en día esto es uno de los grandes problemas de los jóvenes, y es algo que hay que superar ya que es el proceso que forma parte del aprendizaje.

¿Cuál es el motivo por el que decidiste emprender?

Cuando estaba trabajando en una entidad pública, me gustaba mi trabajo y mis compañeros, pero me ofrecieron la posibilidad de trabajar en una empresa privada. Y la verdad es que me apetecía probar la experiencia, entonces empecé a trabajar en una empresa privada. Cuando ya llevaba 2 años en la empresa privada, lo que me apetecía mucho era hacer las cosas a mi manera, razón por la que decidí emprender.

El foco del negocio estaba muy definido, era la asesoría jurídica en comercio exterior,  que es una de las líneas principales a las que se dedica mi empresa, y que está a cargo de mi socia. Sin embargo, posteriormente yo he ido derivando mi labor hacia otras cosas que me han ido interesando más. Con el tiempo surgieron 2 líneas de trabajo, por un lado la gente que se quería crear una empresa, y se ponían en contacto conmigo para ayudarles, momento en el que todavía no existía la palabra “emprendedor”. Y por otro lado, acompañar a las empresas que se han ido creando, mediante la ayuda al cambio para crecer y consolidarse. Ese momento fue cuando comenzamos a trabajar con todas las metodologías de emprendimiento, siendo una empresa pionera en España. Me di cuenta que lo más importante son las personas, por ello he empezado a trabajar el cambio desde las personas que forman parte de las empresas y organizaciones.

El emprendimiento me ha permitido ir creciendo como persona e ir adaptando mi trabajo a lo que me iba apasionando pero también a las necesidades del mercado, que en estos últimos 25 años han cambiado radicalmente.

Errores y aciertos a lo largo de tu experiencia.

Yo nunca hablo de errores y aciertos, sino de lecciones aprendidas. Y he aprendido muchas, pero sobre todo he aprendido que cada vez que termino un proyecto, o acción, dedico 5 minutos a pensar que he aprendido y es que siempre aprendo algo, y esta reflexión que no hacía antes, me resulta muy útil. Ahora lo que hago es reflexionar sobre lo que he aprendido, sobre cómo va a influir en mi futuro, y sobre lo que voy a hacer diferente a partir del siguiente día.  Lo que tengo claro es que todo lo que he hecho ahora me ha traído hasta aquí. ¿Podría haber aprovechado más algunas oportunidades? Seguro, pero lo importante es lo que voy a hacer a partir de ahora.

Y si tuviera que elegir una lección, es permitirme el cambio para poder cambiar, y así desaprender. Desde pequeños hemos aprendido muchas cosas y algunas de ellas no son adecuadas para el mundo en que nos enfrentamos ahora, que tenemos que desaprenderlas y aprender otras nuevas.

Lo que he aprendido en estos últimos años mediante el entrenamiento personas es que, las personas pueden aprender a cualquier edad. Y por lo tanto lo único que necesitamos es querer, y ahí el desaprender y aprender se va a convertir en uno de los mantras de este mundo volátil en el que estamos viviendo.

Test del Algodon-Facebook

¿Qué es lo más difícil de gestionar en la empresa?

Sin ninguna duda las personas que nos rodean, tanto de la propia organización, los clientes a los que les van a vender, los aliados, los proveedores, la red de contactos. Las personas somos complicadas por naturaleza y saber gestionarlas es clave. Igual que digo que es lo más difícil, también diría que es lo más enriquecedor.

Por tanto, me sorprende mucho cuando alguien crea una empresa y dirige un equipo sin tener habilidades ni capacidades  para dirigirlas, ni se preocupen de él. Siempre pienso que eso al final por un lado u otro va a fracasar. Sin embargo, en proyectos que no son muy potentes y que cuidan a las personas, hay una gran evolución y desarrollo, ya que al final las personas somos la clave de todo.

El cambio que buscan ahora la mayor parte de las empresas y organizaciones viene acompañado de un trabajo a desarrollar con las personas que lo componen. Si queremos gestionar un buen cambio, tenemos que trabajar desde, por y para las personas.

Si un joven universitario decide emprender un negocio similar, ¿qué consejos le darías?

Les daría un consejo muy claro, que consiste en buscar la rentabilidad. Entiendo que cuando eres joven lo que intentas es desarrollar tu negocio,  para hacer lo que te gusta, pero si no eres capaz de buscar la rentabilidad desde el minuto 1, tu empresa va a desaparecer.  Por tanto, sin perder el foco, mostrando tus valores, y en trabajos que te apasionen hay que buscar la rentabilidad.

Por otro lado, si quieres desarrollar cosas en las que no te pueden pagar, se puede hacer mediante organizaciones sin ánimo de lucro o a través de asociaciones. Pero los negocios tienen que ser rentables por naturaleza.

Otra de las cosas en las que a veces se falla es, que no se cuenta bien lo que se hace. Cuando eres emprendedor es muy importante reflexionar, saber que se va a hacer diferente, cómo se va a trabajar, pasar a la acción, y comunicar. A veces nos olvidamos que comunicar es uno de los puntos fundamentales. Personalmente, el comunicar me resulta muy enriquecedor, yo transmito lo que hago mediante mi blog y redes, cuando lo hago me sirve para organizar mi pensamiento, y por el feedback que recibo, ya que esto me obliga a hacer cosas nuevas.

¿Qué es el test del algodón?

El test del algodón es una metodología que llevo usando desde hace muchísimos años con las personas que querían montar un negocio. Consiste en hacer un cheking completo de la idea de negocio. Hace unos años creé una aplicación gratuita para móvil y tableta, que consiste en 27 preguntas a las que sólo tienes que responder si o no, y a posteriori se obtiene un informe personalizado. Además, a medida que va evolucionando la idea de negocio, puedes ir cambiando las respuestas y así cambia el informe y se adapta a tu momento actual.

¿Cuál es el objetivo? Que sepas antes de emprender las áreas que no tienes bien desarrolladas. Y si decides lanzarte sepas con lo que te vas a encontrar y sino vayas trabajando para ir mejorando ese proyecto. El motivo por el que me decidí a lanzar un libro, es porque las personas me preguntaban si la tenía en papel. Le llamo cuaderno de trabajo, porque en los 27 capítulos se van trabajando cada una de las preguntas con ejercicios muy sencillos para ayudarte a reflexionar.

Lo que se intenta con este cuaderno de trabajo, es que se vaya apuntando las cosas, revisando y viendo cómo se construye el proyecto, de manera que te puedas lanzar a la piscina bien equipado, de forma que las posibilidades de sobrevivir serán muy altas. Por ello, nosotros decimos que trabajamos con emprendedores para el éxito, y para eso necesitamos trabajar desde la base.

Ahora la aplicación va a llegar a 15.000 descargas, vamos por la 2ª edición del libro por lo que creo que está funcionando, pero lo que más ilusión me hace es pensar que consigo que alguien se lance al mercado bien equipado o que alguien que se iba a lanzar al vacío no se lance, porque creo que ese también es mi papel.

IMG_2598

Estás implicada en el liderazgo del desarrollo femenino. ¿Por qué crees que es importante?

Primero porque yo también he recibido apoyo como mujer en todos los puestos en los que he estado y creo que las mujeres tenemos la obligación de abrir caminos a otras, además el papel de la mujer en la empresa es fundamental. Yo me implico a través de Directivas de Aragón, pero hay muchas asociaciones a través de las cuales podemos trabajar para conseguir mejorar la carrera profesional de las mujeres, tanto las que trabajan por cuenta ajena, como las que trabajan como empresarias.

¿Cómo podemos hacerlo? Dándoles las herramientas y ayudándoles en todo lo que necesiten. Por eso es muy importante crear referentes, tener mentoras, y crear espacios de confianza donde  las mujeres puedan compartir para crear y poder desarrollarse. Por otra parte, como yo vengo del mundo rural estoy muy interesada en el desarrollo del medio rural en Aragón porque somos un territorio muy desestructurado, y aunque ocurre en otros sitios de España, me centro en esta zona que es la que más conozco.

La mujer es el pilar clave para el asentamiento de la población en el mundo rural, si las mujeres en el medio rural tienen un trabajo de calidad y hay unos servicios adecuados para sus familias, se quedará y por consecuencia su familia también.

¿Por qué te has implicado en una organización como Youth Business Spain?

La verdad es que hace unos años necesitaba encontrar nuevos inputs para seguir trabajando en temas de emprendimiento, innovación y personas. Empecé a buscar sitios en los que se estuviera trabajando de una manera diferente y encontré Youth Business International, que es una organización sin ánimo de lucro dirigida a jóvenes de 18 a 35 años que les ofrece formación, financiación y mentoring para poner en marcha sus proyectos emprendedores. Y me convertí en la coordinadora de Aragón.

Me gustó porque se da una formación totalmente diferente, basadas en metodologías ágiles, pero sobre todo es una formación basadas en competencias personales. También me gustaba por la herramienta “mentoring”, es decir el acompañamiento de los jóvenes emprendedores por personas con conocimientos y experiencia que de manera voluntaria les acompañan durante un año.

Todavía sigo coordinando en Aragón Youth Business Spain, y además ahora soy experta en competencias de Youth Business International. Es muy interesante ya que los jóvenes son el futuro, y el mundo en el que nos encontramos es completamente diferente y sin embargo, seguimos educando a nuestros hijos/as exactamente igual que nos educaron a nosotros, por lo tanto es necesario y urgente diseñar herramientas distintas.

 

ENTREVISTA REALIZADA POR SARA MARTÍNEZ


About


'Entrevista a Ana Hernández – Profesora del MeBA – Tu Test del Algodón' have no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.


© 2014