Mercado digital europeo

El ecommerce ya no tiene fronteras en Europa

Desde hoy, con la entrada en vigor de la nueva normativa contra el geobloqueo, las tiendas online podrán vender a ciudadanos de toda la Unión, sin importar si la empresa vendedora tiene tienda en el que país en el que vive el cliente. De esta manera, se suprimen las fronteras online que todavía existían inaugurándose así un mercado único digital europeo para el ecommerce que permitirá que los 500 millones de consumidores europeos tengan más posibilidades a la hora de encontrar productos y precios competitivos.

La normativa abre una puerta a las pymes para las ventas a otros estados de la Unión, aunque también es un reto logístico para ellas. De hecho, según afirman desde Adigital, la Asociación Española de Economía Digital a la que pertenecen más de 500 empresas, muchas pymes todavía no se han preparado para esta normativa, ya que no se han enterado de la entrada en vigor de la misma al no haberse realizado ninguna campaña para darla a conocer en nuestro país.

En este sentido, en la actualidad el precio de muchos productos ya incluye el envío teniendo en cuenta criterios nacionales. La entrada en vigor de la nueva normativa podría obligar a las empresas a extraer el coste logístico del precio, para calcular el envío a cada país, aunque los comerciantes también podrían dejar el producto vendido en un punto para que sea al propio cliente el que se encargue de la recogida y envío del producto adquirido.

Además de los problemas logísticos, el sistema de pago también puede traer problemas, ya que las empresas deben ofrecer los mismos sistemas de pago tanto a sus clientes locales como a los clientes del resto de la Unión Europa. El reglamento señala que los pagos pueden realizarse mediante transacciones electrónicas por transferencia, tarjeta de crédito o débito, o adeudo domiciliado cuando el comercio pueda solicitar al consumidor que se autentique en dos pasos o cuando los pagos sean en una moneda que el comercio acepte, estando prohibida la discriminación respecto al uso de medios de pago por la localización de la cuenta origen de pago, el lugar de establecimiento del proveedor del medio de pago o el lugar desde el que se produce la emisión del pago.

La nueva normativa también puede provocar una armonización de los precios, para que sean adecuados para la mayor parte de los países de la Unión. Precisamente, el bajo precio de muchos productos que se venden en España a un precio menor que en otros mercados podría ser una ventaja competitiva para el ecommerce de nuestro país.



About


'El ecommerce ya no tiene fronteras en Europa' have no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.


© 2014