¿DEBEN LAS EMPRESAS ESTAR EN YOUTUBE?

¿DEBEN LAS EMPRESAS ESTAR EN YOUTUBE?

 

En la actualidad, una inmensa parte de la población consume vÍdeos de Youtube a diario. De hecho, raro es el ejemplo de una persona que no tiene una cuenta en Youtube hoy en día. Estamos hablando del segundo buscador del mundo, por detrás del todopoderoso Google.

Para ser más exactos, cada mes más de 1900 millones de usuarios acceden a Youtube desde su cuenta y visualizan más de mil millones de horas de videos diarias, lo que genera miles de millones de visitas. Esto son datos registrados que la propia plataforma ofrece.

Pero esto no ha sido siempre así.

YOUTUBE: LOS ORÍGENES

Youtube nació un 14 de Febrero de 2005, como un regalo de San Valentín anticipado para los millones de enamorados de esta plataforma en la actualidad.

Sus creadores fueron Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim. Se trataba de tres exempleados de la enorme empresa internauta, Paypal, que decidieron montarse algo por su cuenta.

Surgió ante la idea de compartir una serie de vídeos que se habían tomado en una fiesta en San Francisco.

El 23 de Abril de 2005, Jawed Karim tuvo el honor de subir el primer vídeo de la historia de Youtube, titulado “Yo en el zoo”, un vídeo de 19 segundos con más de 65 millones de reproducciones en la actualidad en el que el propio Karim sale hablando de los elefantes.

Ese mismo año, algunas grandes marcas se dieron cuenta del potencial que tenía Youtube como plataforma para anunciarse. Tanto es así que Nike lanzó un vídeo promocional cuyo protagonista era el impresionante Ronaldinho, alcanzando en pocos días el millón de visualizaciones y convirtiéndose así en el primer vídeo viral de la historia de Youtube.

En el año 2006 ya con 250 millones de visitas diarias, Universal Music demandó a Youtube por violación de derechos de autor, incurriendo en unas terribles deudas y dejando a la plataforma con una gran cantidad de problemas legales. A ojos de muchas empresas, Youtube era una plataforma en decadencia en la cual no merecía la pena invertir ni tiempo ni dinero.

Pero esta situación dio un giro tan radical como inesperado cuando Google, en Noviembre de 2006, adquirió Youtube por la friolera de 1650 millones de dólares. Desde entonces, no ha hecho más que crecer. Hasta el punto que candidatos políticos actualmente utilizan esta plataforma para anunciar sus campañas, las olimpiadas se pueden seguir a través de ella o famosos cantantes a nivel mundial como Justin Bieber o Lana del Rey deben sus éxitos a Youtube.

Cada segundo que pasa mientras lees este post se está generando más de una hora de contenido en Youtube. Ha dejado de ser el pasado para convertirse en el presente, e incluso en el futuro. Así que la siguiente pregunta es tan oportuna como evidente:

¿Deben las empresas estar presentes en Youtube? 

Empresas en Youtube

Estamos ante una pregunta que, como mínimo, deberían realizarse todas las empresas teniendo en cuenta la fuerza y la visibilidad que tiene hoy en día la plataforma.

Debemos saber que abrir un canal de Youtube requiere un esfuerzo que se traduce en tiempo y dinero:

  • NO es especialmente caro. Como inversión inicial: con una cámara aceptable, disponer de una buena iluminación y un estabilizador sería más que necesario. Abrir el canal es, por supuesto, totalmente gratuito.
  • En cuanto al tiempo, si se desea tener un canal atractivo y novedoso, es recomendable añadir contenido al canal con cierta regularidad para obtener nuevos suscriptores. Esto es, probablemente, lo más difícil de un canal de Youtube ya que es mucho más difícil ganar comunidad en esta plataforma que en otras redes sociales como Instagram, Facebook o Twitter.

5 RAZONES PARA ESTAR EN YOUTUBE:

 

1.Como ya sabéis, Youtube pertenece en la actualidad a Google y está apostando muy fuerte por esta plataforma. Es por esto que Youtube está ganando mucha fuerza en los buscadores. Para sectores donde es difícil posicionar una página web puede ser una opción interesante apostar por esta plataforma para aparecer en la primera página de los buscadores de Google. De hecho, en América las búsquedas por vídeos están desplazando poco a poco a las realizadas por imágenes. ¿Por qué no iba a acabar ocurriendo esto en España?

Yotube

 

2.Si esta razón os ha sabido a poco, ahí va otra de peso: Si el canal consigue entrar en el programa de Partners de Youtube, se obtendrían una serie de ventajas entre las cuales se encuentra el poder añadir enlaces en cualquier momento del vídeo. Parece una tontería, pero si un potencial cliente está viendo uno de tus vídeos en los que se presenta una serie de productos, añadir un enlace que los lleve directamente al carrito de tu tienda online puede resultar una acción genial para conseguir la conversión final, que no es otra que la compra.

El programa de Partners de Youtube es la gran barrera de entrada para los nuevos canales de Youtube. Para ser parte de él, se necesita tener al menos 1000 suscriptores y acumular más de 4000 horas de visualización en los últimos 12 meses.

3.Si el canal consigue un gran número de suscripciones y de visitas, podría monetizarse y empezar a obtener ingresos por publicidad. Esto es un objetivo más a largo plazo pero que no hay que dejar de tener en cuenta, ya que se recibe una media de un euro por cada mil visualizaciones recibidas.

4.Los vídeos explicativos sobre los productos y/o servicios que ofrece la empresa se pueden enlazar en la página web junto a las descripciones para mejorar la experiencia de compra del usuario y, a su vez, enriquecer el contenido de la misma.

5.Se trata de una forma amena, diferente y cercana de llegar a un gran número de personas. No hay que olvidar que se trata de una plataforma con unos enormes márgenes de crecimiento.

Así que, poniendo en una balanza todo lo bueno y todo lo malo… ¿Qué día podremos disfrutar de tu primer vídeo de Youtube?

Ángel Crespo Mataix, alumno del MeBA

Tapea en Zaragoza

 


About


'¿DEBEN LAS EMPRESAS ESTAR EN YOUTUBE?' have no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.


© 2014